¿Qué es la Psicoterapia Gestalt?

Es un enfoque integrador, que aborda al ser humano en todas sus dimensiones sensorial, emocional, cognitiva, conductual y relacional.

Con el avance de la neurociencia, hemos podido confirmar que cerebro humano tienen un funcionamiento multidimensional, las teorías  que explicaban la psicología del individuo apoyándose en cambios de comportamientos y pensamientos  se han quedado obsoletas.

 La psicoterapia Gestalt actualiza estas teorías con  un enfoque innovador y eficaz.

¿Qué significa Gestalt? 

Es una palabra alemana, significa que el todo es más que la suma de las partes. Enfocado a la psicoterapia significaría que una persona es más que lo que piensa, hace o siente; lo que experimenta ahora es un estado transitorio, mientras que,  su personalidad, es un amplio espectro de actitudes que permanecen en el tiempo.

La psicoterapia Gestalt, ve a la persona como un organismo que se autoregula, buscando el equilibrio. Por ejemplo cuando tenemos sed necesitamos hidratarnos. Cuando  nos encontramos con malestar psicológico necesitamos regularnos, el darse cuenta de la función de la  sintomatología nos permite conocer la puerta de entrada a la solución, es decir, saber qué aspectos míos  o del entorno me desequilibran y a partir de la sesión de psicoterapia experimentar estrategias y técnicas para el restablecimiento de la salud.

El famoso dicho “el cuerpo es sabio” es algo básico para la terapia Gestalt, poner la atención en el síntoma emergente es útil para comprender que le pasa al paciente y como ayudarlo.

¿Qué aspectos se trabajan en la psicoterapia Gestalt?

Atención al aquí y ahora

En la sesión se pone atención en lo que le sucede a la persona cuando habla de su problema, como lo vive, que piensa, que siente, que hace o expresa en ese momento.

El aceptar el modo de expresión del  paciente tal cual es, permite experimentar de forma genuina el problema que presenta y encontrar los recursos necesarios para desactivar los mecanismos de defensa que se activan para protegerse.

Darse cuenta o Awarness

En la sesión el terapeuta y el paciente hacen contacto con el problema, practicando así el “darse cuenta” en el presente. Esto consiste en poner la atención  en las percepciones del aquí y ahora, con lo que siente, piensa y hace con el conflicto.

De este modo la persona puede experimentar como activa y desactiva sus mecanismos de defensa.

En la  sesión de psicoterapia  se practican diversos ejercicios sensorio- motrices, emocionales, dialogantes y conductuales para encontrar otros recursos de afrontamiento, restableciendo el equilibrio.

Insight o Toma de conciencia

El  “Insight” sucede cuando el paciente integra un nuevo abordaje del problema y adquiere los recursos para afrontarlo, en esta experiencia se conectan los tres aspectos del cerebro (instintivo, mamífero y cortical),  es decir, el nivel corporal (sensorio-motriz), el  emocional, lógico- racional y el conductual. 

La práctica de ejercicios específicos en la psicoterapia Gestalt tiene como objetivo posibilitar a  la persona nuevos descubrimientos que fortalezcan su toma de conciencia.

 Los recursos descubiertos son integrados como parte del autoconocimiento y crecimiento personal. Es decir, la psicoterapia Gestalt, no trata sólo de  dotar técnicas para manejar el problema, sino también de fortalecer el yo de la persona.

Fenomenología

La observación corporal de lo que sucede, de manera espontanea, no dirigida,  realizada por  el paciente y el terapeuta es la fenomenología. 

Ejercitar el darse cuenta de la fenomenología, da pistas al terapeuta acerca del “dialogo terapéutico”  señalando  los ejercicios experimentales para proponer en la sesión.

Existencialismo y neuronas espejo

Definimos lo “existencial” en terapia como lo significativo que experimenta la persona y el terapeuta, es decir,  las sensaciones, emociones, pensamientos y comportamientos que acontecen en  la relación terapéutica.

Se denominan “neuronas espejo”  a cierta clase de neuronas que se activan cuando un animal al observar una acción realizada por un congénere se identifica con ella  y se imagina a sí mismo experimentándola. Las neuronas de un  individuo "reflejan" el comportamiento del otro como sí el observador estuviera realizando la acción.

Estas neuronas le facilitan al terapeuta  conocer de primera mano el sentimiento del paciente, sintonizándose  con él y a partir de esta sintonía poder transmitirle apoyo y acompañamiento. 

Considero que la psicoterapia Gestalt es una corriente de intervención eficaz y practica, desde hace mas de 60 años su praxis se apoya en la presencia terapéutica, la atención al “aquí y ahora” como síntesis de las experiencias pasadas y actuales de la persona, y el  “darse cuenta” como forma de evidenciar  recursos para la resolución del conflicto. 

Mª Jesus Armas Acosta

Psicóloga

Psicoterapeuta Gestalt FEAP y EFPA

 Responsable de formación IGC Canarias