El/la terapeuta favorecerá la conexión del/la chico/a con el aquí y ahora, su expresión de soledad y la aceptación de sí mismo. Para lograr estos objetivos es fundamental el trabajo de la relación terapéutica y es que, en el modelo de psicoterapia que proponemos nosotros, es fundamental, es la piedra angular sobre la que giran  el resto de objetivos terapéuticos, la sintomatología, el desarrollo de autoapoyo…, etc. Por ello, es necesario tratarla per se.

Cuando hablamos de la relación terapéutica, en Terapia Gestalt hablamos de contacto, hablamos de favorecer un espacio en el que niño pueda ser él mismo, pueda mostrarse y pueda descubrir sus polaridades, sus dos caras: la de niño solo, abandonado, desamparado… a la de niño que disfruta con lo que hace en cada momento, que atiende lo que necesita, que está atento a lo que necesita más que estar alerta al adulto para que no se vaya, para complacerlo.

Desde todos los paradigmas psicológicos se trabaja con los niños y niñas que han sufrido maltrato y/o que viven en contextos que no es el hogar familiar. Sin embargo, cual es la frescura que aporta nuestro paradigma, la Terapia Gestalt…, que el niño/a está haciendo lo que hace porque se está adaptando al ambiente en el que se encuentra, establece un tipo de relación con sus familiares o con las personas con las que convive, para mantener esta relación y para recibir el amor que necesita para crecer.

Generalmente, los niños que han sufrido daño en sus relaciones significativas, tienden a desconfiar y a trampear cualquier movimiento que hace el terapeuta para acercarse a él o ella. Por ello es interesante proporcionarle múltiples experiencias en las que pueda comprobar una y otra vez que el espacio de la terapia es seguro y pueda descubrirse y autoconocerse.

La propuesta de trabajo que desarrollaremos en este taller es generar con el niño/a el vínculo terapéutico para que sienta en este espacio la confianza básica para relacionarse con el adulto-terapeuta atendiendo a sus necesidades complaciéndose más a sí mismo que a los demás (en este caso al terapeuta) a través del juego y el desarrollo de actividades que le agraden.

Patricia Ortiz Guzmán

Psicóloga y Terapeuta Gestalt

Nº de Col T-2122